!!Torneo de Ajedrez de Semana Santa 2015!!

Ya se puede descargar la clasificación del torneo de Ajedrez de Semana Santa 2015 en el apartado: Torneos Locales.

31 de diciembre de 2010

Blog del Departamento de Formación del C.A.Aspe

A partir de este 1 de Enero, vamos a disponer de un blog exclusivamente para los temas de formación, para así no saturar la web del Club que debe utilizarse para noticias y comunicados. El nuevo blog se titula EL REFUGIO DE CAPABLANCA, en honor al único Campeón del Mundo de habla hispana, y la URL del mismo es
donde encontrareis tanto lecciones semanales, como ejercicios, que luego comentaremos a lo largo de la semana. Las actualizaciones se realizarán entre sábado y domingo, y su contenido se verá en las clases del club. Habrá varios niveles, coincidentes con los de nuestra escuela, y de los que se informará en dicha web, en el artículo introductorio que subiremos este fin de semana.

Esperamos que os resulte una idea interesante.

Luis María Vieito

26 de diciembre de 2010

Torneo de Navidad Sub-16

El próximo día 27 de diciembre a las 10:00 horas disputaremos el Torneo de Navidad Sub-16.
  • Sala de juego: vestíbulo del ayuntamiento de Aspe.
  • Inscripciones: previo pago de 2€ y hasta 15 minutos antes de la hora de comienzo en la sala de juego.
  • Premios: trofeo y regalo para los tres primeros clasificados; del 4º al 40º detalle donado por las firmas colaboradoras.

22 de diciembre de 2010

Juan Pedro Magdaleno, Monitor de Base de la FEDA

       Nuestro General Magdaleno, ha conseguido superar las pruebas del Curso de Monitor de Base de la Federación Española de Ajedrez. Este logro ha supuesto un gran esfuerzo para Juan Pedro, que ha compaginado su realización con los estudios de Química, en plena época de exámenes. ¡¡Nuestra enhorabuena al General Magdaleno!!

Juan Pedro, Discípulo de Aspépolis
     Con este título, ya son tres los monitores titulados de club: Juan Pedro, Ariadna y Luis María. Todo ello redundará en beneficio de nuestros alumnos.

16 de diciembre de 2010

Cuadrangulares Entrenamiento: Grupos

Los dos grupos formados para los torneos de cinco jugadores de Navidad son los siguientes:


Grupo Aspépolis I
ELO
1
2
3
4
5
Puntos
Sonnen
Luis María Vieito
1942
XX
1



1

José David Ramírez
0
XX


1
1

Nicolás Oropesa



XX
00

0

Ana Erades Berenguer
1376


11
XX

2

José Luis Domene
1297

0


XX
0




Grupo Aspépolis II
ELO
1
2
3
4
5
Puntos
Sonnen
José Manuel Martí
1924
XX




0

Ariadna Vieito
1656

XX


1
1

Manuel Oropesa



XX


0

Rubén Sánchez C.




XX

0

José Manuel Magdaleno
1607

0


XX
0


Los campeones de cada grupo, jugarán un Match a 4 partidas a ritmo 10'+5'' para determinar el Campeón de los I Cuadrangulares de Navidad

Os recuerdo que teneis que jugar dos partidas contra cada rival, una con blancas y una con negras. Qué es obligatorio anotar la partida, y enviarla al correo formacion@ajedrezaspe.com bien escaneada, bien en formato chessbase.
El ritmo es hora y media para toda la partida más treinta segundos por jugada. Os podeis poner de acuerdo para jugar donde querais. A quien le haga falta un reloj, puede coger cualquiera de LOS DOS RELOJES GRISES que hay en el armario del club, informando de ello a Luis, bien por sms bien por correo a formacion@ajedrezaspe.com
La fecha tope para acabar las partidas es el domingo 9 de enero. Recordad que se trata de un entrenamiento, así que trabajad bien las posiciones.
Suerte a todos.

El Maestro de Aspépolis

14 de diciembre de 2010

El ejército del General Magdaleno: Equipo Interclubs 2011

Os presentamos los componentes de nuestro equipo del Interclubs 2011. No están ordenados por tablero, a fin de evitar que otros equipos sepan nuestro Orden de Fuerzas antes de que se publiquen todos. Asimismo, faltan fotos, que iremos añadiendo a medida que las recibamos o realicemos.
 


El Maestro de Aspépolis
Luis María Vieito






 El Hombre Tranquilo
Juan Pedro Magdaleno
Gladiator
José David Ramírez






 Nico







 Manu



 Ana







Su Majestad, José Manuel I de Aspépolis
( En esta foto aún era Príncipe Heredero de la Corona)
José Manuel Martí
(Se actualizará la foto en su momento)





Carmen








Fernando Cazorla
Isidoro
Elena
Mario

José Manuel Magdaleno
Puche II
Rubén
Rubén Sánchez Carmona
Víctor

Narraciones desde el Bali VIII: Epílogo

Ariadna con Leonxo García
Permitidme que, al comenzar esta crónica postrera, me deje cegar por el amor de padre, y nombre orgulloso a mi hija Ariadna. Más que nada, porque se merecía, después de tantos esfuerzos, disfrutar de un gran torneo, y demostrar que tiene mucho ajedrez en su cabeza. Subcampeona Femenina, Cuarta clasificada Sub-16 y lograr el puesto 43 en la general, entre 344 participantes, nos llena a todos de felicidad, después de varios años de buen ajedrez pero no tan buenos resultados.


José David, la Gran Esperanza Blanca
Pero el mérito no es sólo suyo. Lo es de su entrenador, Julen Arizmendi, que está sabiendo sacar lo mejor de ella. Y lo es de Juan Pedro, de Ana, de José David, de Aida, de los dos José Manuel, de la familia Erades, de nuestro presi, de todos los que hemos convertido el C.A. Aspe en una piña, donde nos alegramos de los éxitos de nuestros compañeros y nos apoyamos incondicionalmente los unos a los otros. Ariadna no es jugadora del club, pues juega por el Enric Valor de Alicante, pero está implicada como la que más, dando clases a nuestros alumnos, y conviviendo con sus amigos del alma. La buena actuación de Ariadna es logro de todos.

Juan Pedro, El Hombre Tranquilo
Dos de los nuestros han demostrado un carácter a prueba de bomba: Juan Pedro y José David. Ambos han luchado hasta quedar rey contra rey en sus tableros. Han porfiado por la victoria sin desmayo, sirviéndonos a muchos de ejemplo. Juan Pedro ha demostrado un juego muy maduro, buscando la victoria. José David sigue una línea de progreso que resulta increíble para su edad, pues tiene la capacidad de asimilación de un niño. Este Maestro de Aspépolis se ha quedado asombrado más de una vez de los razonamientos lógicos y certeros de nuestro "Gladiator". Para mí es un orgullo que confíe en mis comentarios, y eso me obliga a esforzarme para orientarle lo mejor que pueda. Se lo merece.

Ana
Ana ha sido muy valiente, aunque a veces le pueden tanto la impaciencia como los nervios. Lo que está claro es que ha convencido a nuestros capitanes de que será un cuarto tablero luchador, y se ha merecido esa confianza. Estudia mucho, y tiene muchas ganas. El año que viene estará al nivel de Juan Pedro y Ariadna. Pero tiene que tener más paciencia.
Tratamiento: Tila intravenosa cada 8 horas.


Aida
Nuestra ilustre visitante, Aida, ha sufrido más o menos el mismo problema que Ana: falta de confianza. Pero al igual que la benjamina de la expedición, ha luchado contra sí misma para tratar de jugar mejor y, en algunas partidas, lo ha conseguido. Volverá el año que viene al Bali para demostrar todo lo que va a trabajar a partir de ahora. Además, es una gran amiga, que ha encariñado a todo el club.


El Maestro, anotando errores
Por último, un servidor. Conmigo puedo ser más explícito, pues conozco todas y cada una de mis partidas. Desde luego, no se puede jugar peor. No gané ninguna partida merecidamente, y me busqué algún que otro cero del que me libré por los pelos. Mi juego fue superficial, con posiciones anodinas desde la apertura, y jugando sin plan en casi todas las partidas. Sólo los errores graves de mis rivales me han permitido acabar con un discreto 5.5 de 10. Tengo mucho que corregir, sobre todo en lo que se refiere a actitud sobre el tablero.
Todo ello, lo celebramos merecidamente en el McDonalds del Centro Comercial La Marina, de Benidorm.

En resumen, una gran experiencia para el CA Aspe, que va cogiendo tono para el Interclubs que comenzará el próximo 15 de Enero. Objetivo: ascender. Luego ya veremos donde nos coloca la realidad.

El Maestro de Aspépolis (Rey blanco, derrotado)

El Maestro, rendido.

11 de diciembre de 2010

Narraciones desde el Bali VII: Novena Sinfonía

Y llegamos a la novena ronda. Recordemos la maldición de la novena: grandes compositores de la Música Clásica, fallecieron tras componer su novena sinfonía, no pudiendo llegar a la décima: Beethoven, Mendelsson, Dvorak, Mahler, Schubert. Ya en el siglo XX, Jan Sibelius compuso su séptima sinfonía allá por los años 30. Ahí paró, y murió 27 años después, pasados los 90 de edad. Fue la constatación de la maldición de la novena.

Pues una maldición parecida podía ocurrir a las huestes del General Magdaleno en la novena ronda. Tras un buen torneo de la mayoría de las tropas, un mal resultado en esta novena, podía llevar al traste tan buena actuación. La única que tenía licencia para perder era Ariadna, luchando por allá arriba, y contra rivales muy fuertes. Los demás, sobre todo Juan Pedro y el Maestro, tenían que afinar el violín.

Primer Movimiento: Tempo di Réquiem. Funebris allegatto.

Misa de Réquiem por la memoria de los reyes de José David y Ana. En la flor de la juventud, apenas iniciada su andadura, fallecen el el fragor de la batalla, bajo el ardor guerrero de nuestros avezados jugadores.

No caerá en vano su sacrificio entre las tropas del General Magdaleno, pues redoblaremos nuestros esfuerzos para evitar futuras sangrías como las de ayer.

Casa doliente: tableros 135 y 148.

La familia de ambos monarcas agradecen las muestras de afecto, y ruegan una oración por el alma de los jóvenes difuntos.


Segundo Movimiento: Allegro ma non troppo. Ebanistiquae germanicus
Posteriormente fue el Maestro de Aspépolis el que casi la arma. Entra en una línea agresiva, sacrifica un peón para atacar, y cuando todo ello está preparadito, sé da cuenta de que ni ataque ni nada de nada. El germano que le pide tablas, y el Maestro qué piensa: ¿Y si la pierdo? Pues mejor lo dejo para mañana, y así no estropeo nada, librándome de la maldición de la novena. Y cruza manos con el bávaro espigado.

Tercer Movimiento: La Oda de la Alegría

¡¡¡¡¡¡¡Victoria de Aida!!!!!!!!! 

    Los teletipos echan humo, e incluso el afamado periodista Leontxo García visita la sala de juego para cerciorarse del histórico hecho. Hay más: algunas fuentes afirman que el Presidente de la Federación Española de Ajedrez quiso fotografiarse con el entrenador de Aida, nuestro Maestro de Aspépolis. Luis María mantiene que fue él quien le pidió la foto al máximo mandatario ajedrecístico español.
    Necesitaba Aida esta victoria, porque juega mucho mejor que lo que indican sus resultados. A ver si poco a poco va mejorando ciertos aspectos que le permitirán puntuar con más eficacia.
El Presidente de la FEDA, Javier Ochoa con Luis

Cuarto Movimiento: Largho...y Larghiissimmo

Las dos partidas más largas de entre los nuestros las disputaron Ariadna y el de siempre, o sea, Juan Pedro. Ariadna luchó contra el Austriaco besucón, y ante la avalancha de peones que le envió al enroque, no pudo proteger la posición de su rey, con pérdidas materiales irreversibles. Bien por Ari que está jugando un gran torneo.

Y llegamos al General Magdaleno. Está haciendo un torneazo, jugando de cine, igual que Ariadna. Pero es que Juan Pedro no sabe jugar partidas de menos de cuatro horas u ochenta jugadas. No, esas no cuentan. En la crítica novena ronda, Puche I, con la presencia entre el público de José Manuel I de Aspépolis, volvió a lucir sus mejores dotes estratégico constrictivas, para ganar gracias a alguna ventaja minúscula que sólo él y el espíritu de Botvinnik ven sobre el tablero, y desesperar a su rival, que como decía aquel, sólo pasaba por allí.
Por cierto: suspenso a los fotógrafos oficiales del club: ni una foto a Juan Pedro. Como iba de negro, pues ni lo vieron.

Hoy la última ronda, y posibilidades de buena clasificación para Juan Pedro, Ariadna y Luis. A ver si cuaja.


El Maestro de Aspépolis

9 de diciembre de 2010

Narraciones desde el Bali VI: Ronda 8, Menú del día

De primero, SOPA AFORTUNADA
Ariadna juega mal la Española del Cambio, perdiendo el peón de e5, y su rival consigue una posición superior. A pesar de ello, nuestra inspirada compañera, busca crear cuantos más problemas mejor. Y el tesón tiene su premio: el vasco que cree ganar un peón y lo que pierde es una pieza. Exquisita la sopa.


Entre platos, FUMAMOS LA PIPA DE LA PAZ

El Maestro de Aspépolis, que ayer jugaba justo al lado de Ariadna, alucina
con el resultado de su hija, y como quiere celebrarlo le dice a su rival: Propongo tablas. Aún no había terminado de decirlo, y la joven vasca ya había aceptado el armisticio. Una partida llena de imaginación, en la línea "alla Thal" que de vez en cuando nos obsequia el Maestro. Pero la sangre tira, y se fue a abrazar a su campeona.


De segundo, PÁNICO EN LA ENSALADA

Aida aún tiene miedo a perder, después de un torneillo algo irregular. En un momento dado se ve peor, y propone tablas. El rival la mira, se levanta, coge el móvil y sale a la calle. Aida teme: ¿Irá a consultar el fritz en el Ipod? Pregunta al Maestro. No, tranquila, va a fastidiarse los pulmones con el Winston. Miran ambos hacia afuera, y ven una locomotora modelo 1850, echando humo como una posesa: es el rival, fumando a ritmo de récord mundial. Luego entra, ya más tranquilo, ahito de nicotina, y acepta la oferta. Medio punto para el zurrón, que llevaremos al niño en el portal de Belén. Fum-fum.

Postre: Pudding de torres

Ana jugó bien contra un veterano rival. Logró una posición tipo fabada asturiana, donde parecía haber más piezas que casillas, para acabar ganando un peón. El viejo luchador no desfalleció, y recuperó el peón gracias a la mala colocación de la dama de nuestra princesita.
Luego vino la Mazurca de las Sombrillas, de la Zarzuela Luisa Fernanda, donde la aristocracia madrileña pasea un domingo por la mañana. Pues eso, cambiad la aristocracia por las torres y tenemos el final de la partida. Torres para aquí, torres para allá. Y al final, no había otra que dejarlo en tablas. Lo importante es que Ana no pierde este tipo de partidas. Eso es seña de su progreso.

Bebida: Zumo de peones

José David, Gladiator, jugó un Reti con mucho criterio. Logró una posición superior, pero no encontró la forma de matar a su rival. Al final perdió un peón, y el joven rival supo ganar el final de peones, que por otra parte era sencillo de ejecutar. José David consigue buenas posiciones, por lo que en cuanto aprenda un poco de técnica de medio juego, sumará muchos puntos. Al tiempo, porque tiene muchas ganas.

La Siesta: Juan Pedro, "Eternal Games"

Hoy el General Magdaleno se ha ganado el título de Rey del club. No sabe jugar partidas de un par de horas. ¡¡Noooooooooo!! El tiene que comprobar la capacidad de las pilas del reloj. El árbitro, que ya lo sabe, no sólo pone duracell, sino que tiene un juego de recambio a mano. Incluso, ya le facilita una segunda planilla, en previsión de eventuales prisas en la jugada 80: ¿Para qué esperar?

Bob Arnot, su rival, que entra en una posición de tablas muertas. O sea, siete peones por bando, seis de ellos bloqueados. Todas las piezas bien colocadas, los reyes seguros. Imposible penetrar. El foráneo de Denia que trata de desesperar a Juanpe. A la expedición aspense que nos da la risa: ¿Desesperar a Juan Pedro? Mejor inténtalo con una estrella de mar, sería más sencillo. Dicho y hecho: el segundo tablero del CA Aspe, que poco a poco (literalmente) va mejorando su posición y gana un final de alfiles de distinto color, ya con toda la sala observando, y los del sub 2300, y los camareros de la cena, que ya habían fregado los platos y todo. Cuando salimos del hotel, estaban recogiendo las calles.

Hoy viernes, penúltima ronda. Con tan sólo una derrota en la jornada de ayer, los ánimos han terminado de mejorar. A ver si seguimos.










El Maestro de Aspépolis

8 de diciembre de 2010

Narraciones desde el Bali V: Ronda 7, el Ave Fénix

  Necesitadas las tropas del General Magdaleno de una reparación del honor perdido en la ronda 6, y acusando la baja temporal de nuestro quiet man (Hombre tranquilo), se acudió a la ronda del séptimo turno con ánimos redoblados, templada la espada, y firmes los nervios. Además, contábamos con el añadido de la musa de Gladiator, que volvía a visitarnos, y no cabía decepcionarla por segundo día consecutivo. Al final, vimos la sonrisa en su cara.

  Ariadna, como Julio César, vini, vidi, vinci. El rival que se despista un poquillo, y la moza que ya no lo suelta. Fue la primera del ejército en acabar, y de qué manera, dando moral al resto del equipo. Hoy por hoy, es la primera clasificada del CA Aspe, un puesto por delante del Maestro.

  Eso, eso, el Maestro. Ayer ganó, pero jugó de pena. Eso pasa por hacer experimentos. Menos mal que el catalán no vió un golpe táctico y se metió en un final ¡Con peón del más! hábilmente sacrificado por el de Aspépolis. Claro, a partir de ahí, una docenita de jugadas sutiles en el final, y segundo punto al zurrón.

  Aida jugó una partida de terror. Por el miedo que tenía a perder, tras un torneo flojo en resultados, aunque bastante digno en juego. El rival que le pide tablas. Aida que las rechaza, no muy convencida. Al final, firma el armisticio, y nos lo cuenta casi pidiendo perdón. ¡¡Qué puntuar es importante, muchacha!! Y estamos muy orgullosos de ti, así que ánimo para las tres que quedan.

  Ana perdió, pero ella ha venido a aprender, y lo está haciendo a pasos agigantados. Ya no pierde las partidas ella sola, como hace unos meses, ahora hay que ganarle en toda linea. Lucha, crea problemas, busca soluciones. Le falta cuidar un poquito los nervios. Igual hay que decirle al rival que la mosquee un poco, porque cuando se enfada, juega con menos miedo y con más agresividad. Que se lo digan a uno que yo me sé y que se llevó un rosco.


  Y hemos dejado para el final al Gran Gladiator. Y es que estaba a punto de salir el sol cuando acabó su partida. Como en Horizontes de Grandeza, donde Gregory Peck y Chartlon Heston pelean hasta que, a punto de amanecer, ninguno de los dos puede más (os recomendamos el link que hay debajo del cartel de la película. Está en inglés, pero la pelea está en lenguaje sordomudos: A tortas) , Jose David porfió por la victoria con toda su fe. Incluso en un final de torre y tres peones contra torre y dos, ligados y en el mismo flanco, con una posición de torres y reyes en la que la defensa del bando débil es relativamente sencilla, siguió luchando, con el afán de aprender. Un diez para José David. Sabe que cuenta con toda mi admiración.

  Hoy, nueva ronda, la octava. Ya completo el ejército, intentaremos seguir mejorando nuestros números y nuestro juego. Mañana os lo contamos.


El Maestro de Aspépolis


Narraciones desde el Bali IV: Ronda 6: Cosecha de buñuelos

Buñuelos de patata o ceros patateros
Unanimidad entre los integrantes de la expedición aspense a la torre gigantesca del benidormí Hotel Bali, a excepción de la hija del Maestro, que entabló su partida. El resto, cero patatero.



 La primera en acabar fue Ariadna. El rival pide tablas, y la moza que no lo duda: ¡Démonos la mano! Y a estudiar matemáticas.

   En uno de los paseos del Maestro, Ana le mira y al mismo tiempo que gira, haciendo el helicóptero con sus coletas, le dice: estoy perdida. Y se va volando. Fue el primer rosco.

   La siguiente en caer fue Aida, con orgullo, pues luchó bien la posición, pero anda un poco tristona en el juego, y cualquier posición le parece perdida. Habrá que animarla.

   José David, Gladiator, con su princesa visitando la sala de juego, luchó como un Jabato. Dijo que de tablas nada, que aquí se viene a jugar. Y perdió su partida, pero ganó muchas más cosas.

Gladiator: Ave César, Morituri te salutan.

   Pero lo peor estaba por venir. El Maestro de Aspépolis jugaba contra el ibense Amat. El campeón provincial veterano que no se entera de por donde va la partida, y nuestro capitán que lo enrrolla hasta el tuétano. Como los toreros, tras una gran faena, falla con la espada, se hace el harakiri,  y termina perdiendo. Encima el rival le dice: cuando me ganas la calidad, sé que mis alfiles son muy buenos y ya no puedo perder: el rybka da +6 para el Maestro. Buen ojo el del ibense.

  Juan Pedro fue el último en terminar. También le echó bemoles a la cosa. El rival que busca el armisticio: ¿Tablas? El otro capi que rechaza: aquí hemos venido a morir. Proféticas palabras: culminación de la cosecha de buñuelos.

No nos queda más que la esperanza de una mejor ronda 7. Hoy será.

El Maestro de Aspépolis

El Maestro y el Harakiri

6 de diciembre de 2010

Narraciones desde el Bali III: El día más largo

Constitution Day (Día de la Constitución), ocho y media de la mañana. Las tropas del General Magdaleno, serenas, determinadas, toman los mandos de las naves que les llevarán al 
DESEMBARCO DE BENIDORM
  Operación, Toma del Bali





Dura lucha en la batalla matinal. Aún las bocas abiertas con gesto involuntario (bostezo), andábamos prestos frente al tablero, con las ilusiones inmaculadas de una buena jornada. Ariadna dice que de guerra nada, y en apenas 15 jugadas, tablas que le suponen puntos ELO y tres horas de estudiar filosofía en las mesas del fondo. Aida no tarda en imitar su ejemplo, y se incorpora al rincón cultural de la sala. Mucha paz para tan poca guerra, pero los resultados son buenos y tanto el General como el Maestro son temerariamente optimistas sobre el fruto de la ronda. José David consigue su primera victoria, y esa es la mayor alegría de la mañana: nuestro Gladiador encuentra premio a su esfuerzo y ganas de jugar. Se celebra como merece.

Luis juega una de sus partidas más perfectas de su carrera: va encontrando sucesivamente todas las jugadas malas que hay sobre el tablero, hasta dejar su rey totalmente indefenso, rodeado de piezas blancas que quieren su cabeza. ¡Venderé cara mi piel! clama el Maestro. Déjate de tonterías, responde el rival, abandona que estás frito. Dicho y hecho, punto para el Castellano Manchego.

Ana también sufre las inclemencias del tiempo: he venido a luchar contra ejércitos no contra los elementos, declara. No sabemos de qué elementos habla, pero añade un buñuelo a la cosecha que inició el Maestro minutos antes. Ambos se unen a la mañana cultural, una con las mates, el otro con las puñeteras oposiciones.

Maese Magdaleno, el ebanista, se dirige al grupo con la aureola de autoridad que le reviste su porte sereno y, con una sonrisa tímida anuncia al populacho: tablitas. Y los súbditos de José Manuel I de Aspépolis, interesados en el resultado, le responden: ¿Entonces, podemos irnos ya a comer?


Por aplastante mayoría, se decide que el rancho se tomará en el Burguer King. El Maestro había visto una indicación que nos llevaba a la celebérrima hamburguesería. Tras un vivificante paseo, motín en las tropas. Llevamos media hora andando y no se ve ningún burguer king: ¿Seguro qué es por aquí? El desaliento aumenta, cuando la calle que seguíamos, termina en un descampado yermo y sin visos de urbanizacion: ¿Cazamos unos conejillos a ver si comemos algo? Añaden con sorna los hambrientos comensales. Retrocedemos sobre nuestros pasos, preguntamos a una nativa con casco y moto, que nos dice: "Está cerca, a unos veinte minutos" Como un imán, el suelo atrae los culos de la población más joven, que organizan una improvisada sentada en medio de la acera, mientras la aborígen se aleja gritándonos: "Coged el buuuuuussssssssssss!!!!"
  Al final, reponemos fuerzas en un chiringuito de fritangas varias, regentado por un argentino soso, que nos trae las vituallas por etapas, como el tour de France. Problemas con el Kepchup: cuesta de abrir. El Maestro se ofrece, gentil. Se ofrece a sazonar toda la mesa con la explosión de tomate envasado que sale de la maléfica bolsita de las narices. Resultado: cocacola con kepchup, nueva solicitud de refresco y derribo de vinajeras con los nervios de la situación.
 Además descubrimos nuevas matemáticas, originarias de la pampa argentina: siete menús a 4.95, total 75.90. Nadie se extraña. Claro, que al dividir 75.90 entre siete, José David, ágil como una gacela, comenta: si salimos a casi 11 euros es que nos hemos comido dos menús cada uno. Todos miramos alrededor: ¿Dos cada uno sin cerebrín? Imposible. La ausencia de nuestro monarca nos hace dudar: nueva cuenta y 46.70. Así mejor.

La tarde se presentaba prometedora. Pero fue sólo eso. A ver: los Vieito ganan. Ari, bien. Luis, de milagro. El Maestro tuvo la suerte de encontrarse con una revista de Peón de Rey antes de que comenzara la ronda. Miró un par de partidas de la Pelikán y...Bingo!! Su rival que entra a matar con la misma variante. El resto es una película surrealista en honor al desaparecido Luis García Berlanga, a quien Dios tenga en su gloria.
Ariadna ha sido ascendida a Comandante en Jefe: cada vez juega mejor y no tardará en superar claramente al Maestro. Ella y Juan Pedro están jugando a un nivel muy alto. ¿Juan Pedro? Tablas, por supuesto. Él vino al mundo a hacer la paz y no la guerra, y lo cumple.

Ana ya no es la anita de hace un año: para ganarle, hay que ganarle tres veces: en la apertura, en el medio juego y en el final. Perdió las dos partidas del día, pero sus rivales ya hacen cuentas de cuándo no podrán nunca más con la moza de las dos coletas, que les mira con cara de corderito a punto de ser degollado, pero que con las manos mueve las piezas con muy mala idea, colocando a sus adversarios en problemas difíciles de resolver.

Aida aguantó muy bien, hasta que valoró mal la transición medio juego-final. Su rival es muy técnico y ese tipo de posiciones las maneja bien. A ver si mañana puntúa, lo que sería bueno para su moral.

Y llegamos a José David "Gladiator". Ya se le queda ese apelativo para siempre. Lucha hasta la extenuación, busca la victoria a toda costa, y asume con naturalidad la derrota, haciendo amigos en cada partida. Ayer trató de sacar petróleo de un final de damas con dos peones de menos, absolutamente perdido, y su rival terminó haciéndose trencitas en el bigote de puro nervio. Era majo el hombre, pero lo pasó mal. Sigo pensando que José David nos va a dar muchas alegrías en el club, y no me refiero sólo a que gane partidas, es que nos hace sentir a gusto a todos.

Mañana más, ya sólo en sesión de tarde. Rendidos, cansados, agotados por la batalla del DIA MÁS LARGO, regresamos a nuestras casas. Ya nada volverá a ser igual.



El Maestro de Aspépolis (Lo que quedó de él)